no está satisfecha

Comité Juvenil por el NO a la Revocatoria,

El Voto Coherente

para resistir con alegría los embates de estas desgraciadas elecciones

Coherencia, del latín cohaerentĭa, es la cohesión o relación entre una cosa y otra. 

Publicado: 2013-11-23

Recontra jodido eres, domingo electoral.Púdrete cual ruinosa endodoncia de Marco Tulio después del estofado, sin rigor kolynos.  Sufrirás maldiciones, la vibra del pedo Kame Hame Ha del limeño harto por todo  el dinero despilfarrado, fuck you. Y nos levantaremos cual muertos vivientes con la lasagna en el ojo, mojar el dedo de tinta 'pelícano' y la cola ensarte, viendo 'foreveralones' por todas las esquinas a la espera de un descuido. 

Qué jodido día, my lord, y no me vengan con retóricas de que es una 'fiesta democrática', pues más parece un atentado terrorista 'blanco' directo a la   armonía dominical familiar.  

Y todo por cagar a la Tía Susy. Porque esa es la palabra: zurrarse con el odio más visceral con miras a réditos políticos. Hay que nombrar al zorro en una.


Estamos yendo a votar por culpa de unas ratas con bati - alas, las peores de esta ciudad de reyes calatos. Es inevitable sacar el hígado a flote. Contra eso armo un salvavidas electoral: tengo que justificar éste, mi pretensión de voto, hacia un "Voto coherente", título de este post y alejar las subjetividades y bajas pasiones; evitemos pensar con el colon de los revocadores, limeños. Sin pisar el palito de la manipulación, los heladitos en el mercado, las publicidades con corazoncitos y spots al ras del suelo. Quiero votar recontrafaka coherente ante este evidente allanamiento para las mafias amarillas y solidarias, y eso, bien que lo sabes, tío que lees Correo y tía del óvalo Kennedy. Claro, de eso no habla Aldo Mariátegui en su columna porque Perú 21 le cierra el caño. 

Para ello, si ganó el No en marzo, por poca margen, es obvio que la otra mitad de estos resultados - los votos  revocadores, jamás sufraguen por el TD que encabeza la chica star de los spots, Marité Bustamante, la joven promesa de la izquierda, llamada a ser la conexión palpitante con los jóvenes de los sectores populares; es menudita y se para como las grandes en los mitines, con discursos coherentes y llenos de vigor, los que recuerdan las reivindicaciones sociales de los jóvenes chilenos universitarios.  Tiene el espaldarazo de la propia Susana Villarán  - MB es número uno y vocera, entraría con el 5%, y es una lástima que otro cuadros interesantes, pasando al número dos de Lucho Gárate tengan posibilidades remotas de entrar como regidores. Ok, TD es Susana, aunque eso debió reforzar la campaña y no este post.

Digamos que los furiosos anti villaranistas, percudidos con la basura mediática impulsada por los apristas, la derecha indecente y otros grupos partidarios que  sacaron provecho político - como el PPC, es el voto duro que detesta a priori a Susana  Villarán. Y el objetivo es anular por completo los resultados de su gestión. Ok, esos no tienen remedio. Este post trata sobre la unidad y la coherencia de la otra parte que se luchó por el NO y ahora silban mirando el cielo; con ellos no es, dicen. Están equivocados. Con ellos son y que dejen de hacerse los huevones.

Los que votaron para que se quede Susana Villarán deberían marcar la TD, la opción que da continuidad al voto No a la Revocatoria. Las encuestas de la gran prensa dicen lo contrario.  Sospecho que se cumple por la fragmentación partidaria. Las agrupaciones políticas jalan agua para su molino, en casi un año de gestión que le queda a la tía Susy. Estos partidos hablan de obras, cuando ni siquiera están en propuestas. No nos engañemos: piensan solo en ellos.

Entonces, el voto coherente, sin necesidad de ser militante o profesar alguna ideología, es el de la  continuidad. Es la opción más sana: librar a Villarán de los malaleches que nunca perdonarán que una alcaldesa de izquierda gobierne 'su ciudad'. 

El voto coherente es recordar y frenar el tiempo desperdiciado y maldad reciclada de los granujas pintados de amarillos - una de ellas, agarró chamba en el Congreso, gana unas nueve lucas y desapareció del mapa. El elector con ganas de reformas debe sacudirse de Somos Perú, PPC, y demás, para darle un sentido real de dignidad entre primer voto, en marzo, y este de noviembre. 

Porque si se va por el PPC el domingo, y se marcó en marzo por el No, como que es una contradicción de pelotas anudadas; se entorpecerá la gestión de Susana -los regidores del partido del Tucán han mostrado ya sus pretensiones electorales con el filo de una chaira entorpeciendo desde el saque. Es más, al presentarse el PPC en estas elecciones configura un verdadero despropósito. Ellos apoyaron el No. Apoyaron a Susana. En el mismo proceso miran hacia otro lado, ven hacia su posible candidatura.Normal. Es democracia. Pero no estamos en elecciones. 


Lo que se juega en estas elecciones es poder político proselitista y también, justicia social, dos caras en la misma moneda.  El PPC prepara el camino para la alcaldía de Lima - anular al adversario oficial, es más que evidente. Lo más importante es que se sepa, coherente elector, que podríamos estar en un retroceso de los principales programas sociales, la reforma de transporte, la expansión de todo esto para los más pobres de los cerros de Lima. 3 millones. Asentamientos humanos. Una tremenda realidad para decisiones serias. 


Coherencia.


A la Tía Susy le queda un año de gestión. Ese tiempo ni se sentirá.  Unos tres millones de peruanos desean que las obras se hagan con una mayoría, desde el concejo de regidores, para que se concluyan las inversiones. Sin bajezas políticas de las que nos vienen acostumbrando los viejos partidos.  


Aprendamos a votar por la Lima que necesita a gritos un cambio, también. Basta de egoísmos.

La tía necesita terminar sus obras con apoyo del concejo, por lo menos. Y no con una sarta de petit -  revocadores alumnos de Marco Tulio.


Tú que tienes escaleras, calles urbanizadas, un plato asegurado, quizá no puedas imaginar que un niño y anciano se  ruedan en los cerros. Y mueren. Quizá tu parque sea tan grande, que no puedas ver que cientos de familias esperan que algún día un árbol llegue a su comunidad, beneficiando los pulmones de sus hijos, y la base para la seguridad de sus tierras, que no se derrumben.


Apuesto a que no podrían dormir bien si esto fuera un entorno propio. Como ellos que no duermen sabiendo que pueden desaparecer en invierno por las lluvias. 


es por eso que este domingo, mi voto será coherente.


es la única forma de que sonría, sin maldecir el día, al momento de dejar mi voto en el ánfora. 


y lo más importante es que será una sonrisa coherente, hilará para otras sonrisas, en las laderas.


suerte este domingo a esos votos coherentes.


se han ganado mis respetos


#MALAPALAFAITER


Escrito por

Luis Torres Montero.

Periodista. Columnista y escritor. Videorreportero. Comprometido con la libertad de prensa, el arte, y los derechos humanos.


Publicado en